Destacados InternacionalesDestacamosNoticias

30 millones de niños sin volver a clases por conflictos y crisis humanitarias

Mientras los estudiantes de muchos países del mundo vuelven a la escuela, una cifra récord de conflictos y crisis humanitarias está privando a millones de niños de su derecho a la educación. 

UNICEF CHILEs
© UNICEF/BANA2014-01521/Kiron

Casi 30 millones de niños están sin escolarizar en los países afectados por situaciones de emergencia o de conflicto: aproximadamente la mitad de todos los niños sin escolarizar en todo el mundo. Las escuelas han sido objetivos de ataques y millones de niños desplazados se han visto obligados a abandonar sus hogares y estudios.

En Liberia y Sierra Leona, las escuelas de educación primaria y secundaria permanecerán cerradas al menos hasta final de año debido al brote de ébola, que afecta a más de 3,5 millones de niños.

“Para los niños que viven en situaciones de emergencia, la educación es una línea de vida”, ha dicho Josephine Bourne, responsable global de Programas de Educación de UNICEF. “Poder seguir aprendiendo da una sensación de normalidad que puede ayudar a los niños a superar el trauma, y es una inversión –no sólo en los niños, sino en la fortaleza futura de sus sociedades. Sin los conocimientos, las habilidades y el apoyo que la educación proporciona, ¿cómo pueden estos niños y jóvenes reconstruir sus vidas y sus comunidades?”

Países afectados por conflictos:

• República Centroafricana: un tercio de las escuelas han sido alcanzadas por las balas, incendiadas, saqueadas u ocupadas por grupos armados.

• Gaza: más de 100 escuelas utilizadas como refugios para más de 300.000 desplazados durante el reciente conflicto necesitan ser rehabilitadas.

• Nigeria: en el noroeste, estudiantes y maestros han sido asesinados y secuestrados, incluyendo a más de 200 alumnas que aún no han sido liberadas.

• Siria: cerca de 3 millones de niños, la mitad de la población escolar del país, no van a clase regularmente.

• Ucrania: unas 290 escuelas han sido destruidas o dañadas durante los últimos combates.

Con el objetivo de que los niños sigan teniendo la oportunidad de aprender, incluso en medio de una crisis, UNICEF está apoyando los sistemas educativos de emergencia con acciones que van desde las aulas temporales y espacios alternativos de aprendizaje para niños desplazados y refugiados internos, hasta el suministro de millones de cuadernos, mochilas y otros materiales escolares fundamentales. UNICEF también apoya la educación a distancia para los niños que no pueden salir de sus hogares y ayudará a realizar programas educativos de radio para los niños de los países afectados por el ébola.

No obstante, a pesar de la importancia de los programas de educación en emergencias, estos se encuentran insuficientemente financiados.

“Los programas de educación en emergencias apoyados por UNICEF solamente recibieron el año pasado un 2% del total de los fondos destinados a acción humanitaria, lo que supone un déficit de financiación de unos 247 millones de dólares. La educación es una parte esencial de la respuesta humanitaria; necesita apoyo e inversión desde que se declara una crisis. Un número récord de emergencias significa que más niños que nunca están ahora en riesgo. Necesitamos urgentemente los recursos para llegar a estos niños”, sentenció Bourne.Casi 30 millones de niños están sin escolarizar en los países afectados por situaciones de emergencia o de conflicto: aproximadamente la mitad de todos los niños sin escolarizar en todo el mundo. Las escuelas han sido objetivos de ataques y millones de niños desplazados se han visto obligados a abandonar sus hogares y estudios.

En Liberia y Sierra Leona, las escuelas de educación primaria y secundaria permanecerán cerradas al menos hasta final de año debido al brote de ébola, que afecta a más de 3,5 millones de niños.

“Para los niños que viven en situaciones de emergencia, la educación es una línea de vida”, ha dicho Josephine Bourne, responsable global de Programas de Educación de UNICEF. “Poder seguir aprendiendo da una sensación de normalidad que puede ayudar a los niños a superar el trauma, y es una inversión –no sólo en los niños, sino en la fortaleza futura de sus sociedades. Sin los conocimientos, las habilidades y el apoyo que la educación proporciona, ¿cómo pueden estos niños y jóvenes reconstruir sus vidas y sus comunidades?”

Países afectados por conflictos:

• República Centroafricana: un tercio de las escuelas han sido alcanzadas por las balas, incendiadas, saqueadas u ocupadas por grupos armados.

• Gaza: más de 100 escuelas utilizadas como refugios para más de 300.000 desplazados durante el reciente conflicto necesitan ser rehabilitadas.

• Nigeria: en el noroeste, estudiantes y maestros han sido asesinados y secuestrados, incluyendo a más de 200 alumnas que aún no han sido liberadas.

• Siria: cerca de 3 millones de niños, la mitad de la población escolar del país, no van a clase regularmente.

• Ucrania: unas 290 escuelas han sido destruidas o dañadas durante los últimos combates.

Con el objetivo de que los niños sigan teniendo la oportunidad de aprender, incluso en medio de una crisis, UNICEF está apoyando los sistemas educativos de emergencia con acciones que van desde las aulas temporales y espacios alternativos de aprendizaje para niños desplazados y refugiados internos, hasta el suministro de millones de cuadernos, mochilas y otros materiales escolares fundamentales. UNICEF también apoya la educación a distancia para los niños que no pueden salir de sus hogares y ayudará a realizar programas educativos de radio para los niños de los países afectados por el ébola.

No obstante, a pesar de la importancia de los programas de educación en emergencias, estos se encuentran insuficientemente financiados.

“Los programas de educación en emergencias apoyados por UNICEF solamente recibieron el año pasado un 2% del total de los fondos destinados a acción humanitaria, lo que supone un déficit de financiación de unos 247 millones de dólares. La educación es una parte esencial de la respuesta humanitaria; necesita apoyo e inversión desde que se declara una crisis. Un número récord de emergencias significa que más niños que nunca están ahora en riesgo. Necesitamos urgentemente los recursos para llegar a estos niños”, sentenció Bourne.

Tags
Mostrar más

Artículos Relacionados

Close