Mensaje del Secretario General

Mensaje con motivo del Día Internacional para el Derecho a la Verdad en relación con las Violaciones Graves de los Derechos Humanos y para la Dignidad de las Víctimas

En el Día Internacional para el Derecho a la Verdad, el mundo rinde homenaje a la memoria de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, asesinado en El Salvador, en esta fecha, en 1980. Monseñor Romero dedicó su vida a la defensa de los derechos humanos y la promoción de la dignidad humana.

Este día es también una ocasión para preservar la memoria de las víctimas de violaciones graves de los derechos humanos en todo el mundo y para honrar a quienes luchan por defender, promover y proteger los derechos humanos para todos.

El derecho a la verdad es un derecho tanto individual como colectivo. Las víctimas tienen derecho a conocer la verdad sobre las violaciones que se cometen contra ellas, pero la verdad también debe difundirse más ampliamente para evitar que estas se repitan.

Las Naciones Unidas apoyan los mecanismos de búsqueda de la verdad, como, por ejemplo, las comisiones de la verdad, para promover la justicia, proponer reparaciones y recomendar reformas de instituciones abusivas. El nombramiento del Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, decidido el año pasado por el Consejo de Derechos Humanos, ha contribuido a los esfuerzos desplegados para hacer justicia, brindar vías de recurso a las víctimas y promover el estado de derecho.

En este día, comprometámonos a ayudar a las víctimas, sus familias y la sociedad a hacer efectivo su derecho a la verdad y a proteger a quienes luchan para que prevalezca la verdad.

Mostrar más

Artículos Relacionados

Close