Sistema de las Naciones Unidas En Chile

Chile se ubica en el primer lugar en Desarrollo Humano entre los países de América Latina

En el Palacio de La Moneda fue presentado el nuevo Informe de Desarrollo Humano Mundial 2013 elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), titulado “El ascenso del sur: Progreso humano en un mundo diverso”. El anuncio fue hecho por el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Chile y Representante Residente para el PNUD en el país, Sr. Antonio Molpeceres en compañía del Subsecretario General de la Presidencia, Sr. Claudio Alvarado.

Antonio Molpeceres presenta el IDH 2013 Mundial en el Palacio de La Moneda junto al Subsecretario General de la Presidencia, Claudio Alvarado.

En rueda de prensa ofrecida en el Patio de los Naranjos, el Coordinador Residente de la ONU en Chile fue enfático al distinguir que el Informe “pretende hablar de la nueva dinámica mundial y económica de los países del sur, de los países en vías de desarrollo y del protagonismo cada vez mayor que están asumiendo” y destacó como elemento principal la posición de Chile en el ranking de Desarrollo Humano Mundial, que ciertamente ubica al país en el puesto 40 de 187 países y en primer lugar en Desarrollo Humano entre los países de Latinoamérica.

Cabe destacar que el lanzamiento a nivel mundial tuvo lugar en México en presencia de la Administradora del PNUD, Helen Clark, y el presidente Enrique Peña Nieto.

Informe Desarrollo Humano Mundial 2013

Este Informe analiza las causas y las consecuencias del constante incremento del desarrollo humano de los países del Sur (tales como Brasil, China, India, México, Turquía o Chile, entre otros) que se están convirtiendo en los nuevos actores protagónicos del escenario mundial. El Informe proyecta que ese proceso seguirá profundizándose. Así por ejemplo, se estima que hacia el año 2050 esos tres países representarán el 40% de la producción mundial, muy por encima del 10% que representaban en 1950 y superando ampliamente el peso relativo del actual bloque G-7. Cada uno de los países emergentes del Sur ha seguido su propio camino pero comparten características importantes y enfrentan los mismos desafíos.

El Informe señala que en la mayoría de estos países, ha habido tres notables impulsores del desarrollo humano: un Estado proactivo comprometido con el desarrollo, una inserción virtuosa en los mercados mundiales y una clara innovación en las políticas sociales. Esas experiencias, señala este Informe mundial, pueden servir de ejemplos para otros países emergentes y también para el conjunto de la comunidad internacional. En ese sentido aboga por una mejor representación de estos países en los sistemas de gobernanza mundial. Esto permitiría, según este Informe, una mejor sintonía de las instituciones internacionales con las crecientes demandas de los ciudadanos de todo el mundo, especialmente, señala el Informe, aquella relacionada con la equidad y la participación más igualitaria de las personas y grupos sociales en el acceso a los beneficios del desarrollo.

El Índice de Desarrollo Humano

En el marco de ese Informe mundial, la oficina del PNUD en Nueva York, entregó los resultados actualizados del Índice de Desarrollo Humano (IDH) para 187 países y territorios. El IDH se calcula a partir de un conjunto de indicadores como las tasas de alfabetización, los años de escolaridad, la esperanza de vida al nacer y el ingreso per cápita. A partir de este índice se busca medir el éxito de los países en promover el desarrollo de las capacidades de las personas.

Este año los primeros lugares del ranking lo ocupan Noruega, Australia y Estados Unidos. Comparten el último lugar la República Democrática del Congo y Níger.

Con un valor IDH de 0,819 (en una escala de cero a uno) Chile es parte del grupo de países que muestran un nivel de desarrollo humano muy alto.  Se ubica en el puesto número 40 de la clasificación mundial y en primer lugar en América latina, seguido por Argentina (45 en el ranking con valor de IDH de 0,811) y Uruguay (51 en el ranking con valor IDH de 0,792).

La trayectoria del desarrollo humano de Chile en las últimas tres décadas

Una serie comparativa amplia, basada en los nuevos cálculos hechos por la oficina del PNUD en Nueva York, a partir de los datos más actuales disponibles, muestra que, en las últimas tres décadas, Chile presenta un alza constante de su Índice de Desarrollo Humano. Entre 1980 y 2012, la esperanza de vida creció en aproximadamente 10 años; aumentó en más de 3 años la media de escolaridad de adultos, lo mismo que los años esperados de escolaridad, que aumentaron 3,3 años. Del mismo modo, el Ingreso nacional bruto per cápita creció un 175%. Esto significa que en términos agregados el valor total de IDH de Chile se incrementó en un 28% en ese período (desde 0,638 en 1980 hasta 0,819 en 2012).

Esta trayectoria de largo plazo muestra que el país ha tenido la capacidad de avanzar sostenidamente en su desarrollo humano sobre la base de una combinación equilibrada de crecimiento económico y políticas públicas. A partir del reconocimiento de esta trayectoria de largo plazo el Informe mundial 2013 destaca el caso Chileno como uno de los países emergentes que más ha incrementado su desarrollo humano en las últimas décadas.

El IDH ajustado por desigualdad

Consciente del hecho que los promedios nacionales pueden ocultar grandes diferencias, este año el Informe mundial realiza nuevamente el ejercicio de calcular un IDH ajustado por desigualdad. Este cálculo es sensible no sólo a la desigualdad de ingresos, como suele analizarse, sino también en lo relativo a la distribución de las capacidades educativas y los logros en materia de esperanza de vida. El panorama que se desprende de él reafirma el impacto negativo de la desigualdad en los logros de los países.

Con este ajuste, Chile perdería un 19% de su logro en el IDH general. La mayor pérdida por desigualdad se apreciaría en la dimensión ingresos (34.1%), seguida por educación (13.7%), mientras que en salud el impacto sería de un 6.6%. En términos comparados, el impacto de la desigualdad en el valor de IDH de Chile es menor que el que se observa en el conjunto de los países de América latina y el Caribe (25,7%) pero aún superior al que se observa en los países con mayor desarrollo humano del planeta (10,8%).

El Índice de Desarrollo Humano del PNUD

El “Índice de Desarrollo Humano” (IDH) fue elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 1990 como una alternativa a la clasificación del progreso de los países sólo en base al nivel de su Producto Interno Bruto. El índice del PNUD, en cambio, sintetiza el nivel de logro en tres dimensiones: salud, educación e ingresos. Su utilización implica reconocer el hecho que, dada la no existencia de un vínculo automático entre crecimiento económico y desarrollo humano, la verdadera medida del éxito de una sociedad debe centrarse en la manera en que los logros económicos se traducen en beneficios y oportunidades concretas para las personas.

Este Índice da cuenta del nivel de capacidades humanas acumuladas en el tiempo. Por ello sirve para monitorear la evolución del desarrollo humano en períodos largos de tiempo, no para medir las variaciones coyunturales de la situación de los países.

Comparabilidad de los datos de este Informe

La oficina del PNUD en Nueva York que prepara el Informe Mundial de Desarrollo Humano ha calculado el valor del IDH utilizando las más recientes actualizaciones disponibles de los datos (al 15 de Octubre de 2012). Por lo anterior es de la mayor importancia tener en cuenta que los valores y ranking de IDH publicados en este Informe mundial 2013 NO son comparables con versiones anteriores del mismo Informe.

Etiquetas: , ,