Mujeres — Sistema de las Naciones Unidas En Chile
  • Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados - ACNUR
  • Banco Mundial
  • Comisión Economica Para América Latina y el Caribe - CEPAL
  • Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia - UNICEF
  • Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)
  • Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos  - ACNUDH
  • Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación - FAO
  • Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura - UNESCO
  • Organización Internacional de Migraciones - OIM
  • Organización Internacional del Trabajo - OIT
  • Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud  - OPS/OMS
  • Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA  - ONUSIDA
  • Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo - PNUD
  • Programa Mundial de Alimentos - PMA
  • Unión Internacional de Telecomunicaciones  - UIT
  • UNCCD

La ONU insta a acabar con la violencia sexual en República Democrática del Congo

10 de abril, 2014, Categorizado como Destacados Internacionales, Destacamos, Noticias
512939-kivusake

Aldeanos huyen de Kivu Norte, en la República Democrática del Congo Foto archivo; ONU/Sylvain Liechti

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, presentó un informe  realizado por su Oficina y la Misión de la ONU en la República Democrática del Congo (MONUSCO) en el que se resalta que la violación y otras formas de violencia sexual siguen siendo un asunto muy grave en ese país y miles de personas han sido víctimas de esas agresiones en los últimos cuatro años.

Durante ese periodo un equipo investigador de la ONU, registró 3.635 víctimas de violencia sexual en todo el país, gran mayoría de las cuales son mujeres (2.648). También se incluye a 906 menores y entre ellos a uno de tan sólo dos años de edad.

Durante la presentación del informe, Pillay explicó que las agresiones sexuales constatadas ocurrieron en su mayoría durante ataques a aldeas y en otras acciones en que también se realizaron matanzas, secuestros y saqueos.

“Sobre a la información recogida, da la impresión de que grupos armados y agentes estatales fueron presuntamente responsables de alrededor de la mitad de los casos de violencia sexual que hemos constatado”, manifestó Pillay durante una conferencia de prensa.

El informe reconoce los esfuerzos realizados por las autoridades congolesas para combatir la impunidad respecto de esos crímenes pero subraya que deben hacer mucho más para exigir responsabilidades a quienes los perpetraron.

La investigación reveló que la violación ha sido utilizada como un arma de guerra para intimidar a comunidades y castigar a civiles que se presumía colaboraban con el bando rival en áreas ricas en recursos naturales donde se producían frecuentes enfrentamientos para conseguir su control.

Navi Pillay pidió a las autoridades de ese país que den prioridad a combatir la violencia sexual y a juzgar a quienes cometen actos de ese tipo, que se compense y se proteja a las víctimas y a los testigos y se garantice que los condenados por esas agresiones cumplen las condenas.

En la conferencia de prensa también participaron el jefe de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU, Hervé Ladsous y la representante del Secretario General sobre la Violencia Sexual en Conflictos, Zainab Hawa Bangura.

Ladsous subrayó en su intervención el firme compromiso de la ONU y de MONUSCO de la eliminación de la violencia sexual en ese país y de la violación como arma de guerra, así como de acabar con la impunidad.

“MONUSCO continúa propugnando y apoyando al gobierno congolés para fortalecer y reformar el sistema judicial y penitenciario. No tiene sentido poner a un condenado por esos crímenes entre rejas si va a escapar en breve y a cometer los mismos delitos de nuevo”, señaló y reiteró la necesidad de contar con unas fuerzas armadas y policiales profesionales.

La representante del Secretario General sobre la Violencia Sexual en Conflicto, cuya oficina también ha colaborado en la elaboración del informe, relató por su parte algunos de los compromisos adquiridos por el gobierno congolés para afrontar este problema en todos aspectos y aludió a la colaboración que está prestando la ONU y al apoyo que debe dar la comunidad internacional a esos esfuerzos.

Bangura señaló que el énfasis de cara al futuro es proveer apoyo adecuado y a tiempo a las víctimas de ese flagelo y medios para que los supervivientes puedan recobrar sus vidas y superar esos traumas.“

La ONU llama a eliminar las minas antipersonal

4 de abril, 2014, Categorizado como Destacados Internacionales, Destacamos, Noticias

El Secretario General de la ONU lanzó hoy un llamamiento a la comunidad internacional a incrementar los esfuerzos para lograr un mundo libre de minas antipersonal, al conmemorarse este viernes el Día Internacional de información sobre el peligro de las minas y de asistencia para las actividades relativas a esos artefactos.

02-11-2013minedetect

Ban Ki-moon pidió un compromiso de los Estados que permita “movilizar los recursos, a nuestros socios y la determinación que necesitamos para seguir avanzando en nuestra andadura hacia un planeta sin minas”.
Señaló además que las minas y los restos explosivos de guerra constituyen una grave amenaza para la seguridad, la salud y la vida de la población local y un obstáculo para el desarrollo social y económico.

También destacó los avances alcanzados hasta la fecha y subrayó que Naciones Unidas ha ayudado a millones de personas afectadas por este problema.

En esta ocasión, los doce organismos de la ONU que se ocupan de los asuntos relacionados con las minas antipersonal se han propuesto como objetivo fomentar la participación de las mujeres en las tareas de desminado, para hacer que esta labor sea más eficiente y efectiva.

Esa participación debe abarcar todas las fases de ese tipo de operaciones, desde la inspección sobre el terreno y la toma de decisiones, hasta el impulso de iniciativas de desarrollo posteriores.

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas y de Asistencia para las Actividades Relativas a las Minas

4 de abril, 2014, Categorizado como Mensaje del Secretario General

Se suele decir que las mujeres sostienen la mitad del cielo. Este año, el Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas y de Asistencia para las Actividades Relativas a las Minas está dedicado al importante papel que desempeñan las mujeres en la protección del planeta.

En todo el mundo, las mujeres son protagonistas esenciales de nuestra campaña de remoción de las minas terrestres y protección frente a sus efectos indiscriminados, al enseñar a la población a vivir de manera segura en las zonas minadas, auxiliar a las víctimas, retirar las minas terrestres y eliminar las municiones explosivas.

Las mujeres y las niñas se ven afectadas de manera desproporcionada por las minas terrestres: sus necesidades en cuanto a la educación sobre los riesgos son distintas y pueden verse en mayores problemas cuando un familiar muere o resulta herido. Por eso las Naciones Unidas se esfuerzan en escuchar la opinión de las mujeres sobre las actividades relativas a las minas, tener en consideración sus ideas y empoderarlas para que su contribución a nuestra campaña mundial sea aún mayor.

Las mujeres pueden hacer avanzar los objetivos fundamentales de las actividades relativas a las minas, que son aumentar la seguridad, reconstruir las comunidades, recuperar las tierras y poner fin al miedo latente que causan los restos explosivos de guerra. Las mujeres pueden también amplificar los beneficios de esta labor cuando los niños regresan a la escuela, se revitaliza la actividad económica y se salvan vidas y medios de subsistencia gracias a las actividades relativas a las minas.

Insto a que se tomen medidas de mayor envergadura para lograr que más mujeres participen a un alto nivel en las actividades relativas a las minas. Los gobiernos han de esforzarse más para tener en cuenta las cuestiones de género en sus programas relativos a las minas, entre otras cosas mediante la aplicación de la Convención sobre la Prohibición de las Minas Antipersonal.

Considero alentador que, 15 años después de su entrada en vigor, 161 Estados se hayan adherido a esta Convención e insto a los que no lo hayan hecho a que sigan su ejemplo. En este sentido, nos puede servir de inspiración la rapidez con que nuevos Estados se están sumando a la Convención sobre Municiones en Racimo, la Convención sobre Ciertas Armas Convencionales y otros instrumentos internacionales cuya finalidad es poner fin a los peligros que conllevan los restos explosivos de guerra.

En las Naciones Unidas nos sentimos orgullosos de haber ayudado a millones de personas en países afectados por las minas. En este Día Internacional, comprometámonos a movilizar los recursos, los asociados y la determinación que necesitamos para seguir avanzando en nuestra andadura hacia un planeta sin minas.

Ban Ki-Moon

Día Internacional de información sobre el peligro de las minas

3 de abril, 2014, Categorizado como Día

Las minas y los restos explosivos de guerra constituyen una grave amenaza para la seguridad, la salud y la vida de la población local o un obstáculo para el desarrollo social y económico. Por ese motivo, la Asamblea General decidió en diciembre de 2005 que, todos los años se observara el Día Internacional de información sobre el peligro de las minas y de asistencia para las actividades relativas a las minas (resolución 60/97 Documento PDF).

Mine Awareness

Una mujer de la Unidad de Eliminación de Municiones Explosivas limpia un mortero en una demostración en la Oficina de la ONU de Actividades Relativas a las Minas en Mogadishu (Somalia). Foto de la ONU/Tobin Jones

 

Los doce organismos de la ONU que tratan el tema de las minas tienen este año como objetivo fomentar la participación de las mujeres en la lucha contra las minas, para hacer esta tarea sea más eficiente y efectiva. Este objetivo conlleva empoderar a las mujeres de todas las comunidades para que se involucren en actividades de relevancia, incluyendo todas las fases de la lucha contra las minas: desde la inspección sobre el terreno y la toma de decisiones sobre la estrategia de desminado, hasta la puesta en marcha de iniciativas de desarrollo posteriores

CEPAL insta a los países de la región a avanzar en la protección de los derechos de las mujeres indígenas

21 de octubre, 2013, Categorizado como Destacados Internacionales, Destacamos, Noticias

En América Latina y el Caribe existen más de 670 pueblos indígenas reconocidos por los Estados de la región a los que pertenecen al menos 23,5 millones de mujeres, quienes se encuentran afectadas por profundas desigualdades étnicas y de género, según un nuevo estudio de la CEPAL.

nota_mujeres_indigenas_cepal_23

Carlos Ignacio Busta García (1945) Santiago (UNESCO)

El documento Mujeres indígenas en América Latina. Dinámicas demográficas y sociales en el marco de los derechos humanos fue presentado durante la XII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, que se desarrolla hasta el 18 de octubre en Santo Domingo, República Dominicana.

El reporte analiza la situación de las mujeres indígenas en nueve países: Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Uruguay.

Según información de los últimos censos de la década de 2010, la mayor población de mujeres indígenas se concentra en  México con más de 8.680.000 personas, seguido por Perú (más de 3.250.000) y Colombia (superior a 689.000).

En relación al total de mujeres del país, en Perú las mujeres indígenas representan 23,8%, por encima de México (15,3%), Panamá (12,1%), Nicaragua (8,8%) y Ecuador (7,1%). 

El reporte señala que las mujeres indígenas tienen la potencialidad para ser generadoras de bienestar y desarrollo sostenible de sus pueblos, pero sufren discriminaciones de carácter económico, étnico, de clase y de género que se manifiestan en múltiples vulnerabilidades.

Por ello la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) hace un llamado a los países de la región para que pongan en práctica políticas que mitiguen la situación de desigualdad que viven las mujeres de este grupo, basándose en los estándares de derechos humanos y en los principios acordados en las recientes conferencias multilaterales sobre los pueblos indígenas.

El organismo considera que la garantía del ejercicio de los derechos individuales y colectivos de las mujeres indígenas es indispensable para avanzar en la conquista de la igualdad en la región.

Según el reporte, el fenómeno de la migración tiene muchas veces consecuencias negativas en las condiciones de vida de las mujeres indígenas, ya que ellas terminan viviendo en sitios más pobres, precarios y sin seguridad. Los países con mayor movilidad interna son Panamá (7% de mujeres indígenas migrantes en los 5 años previos al censo), Uruguay (6%), Costa Rica (4,6%) y Ecuador (4%).

Si bien ha habido progresos en materia de educación -más de 90% de los niños y niñas indígenas de 6 a 11 años van a la escuela en la mayoría de los países de la región- los avances son insuficientes, según el informe.

Por ejemplo, menos de 15% de las jóvenes indígenas de 20 a 29 años lograron terminar el nivel escolar secundario en siete de los nueve países analizados. También se evidencia la pérdida del idioma original como resultado del proceso de escolarización.

La publicación señala además que la maternidad adolescente (de 15 a 19 años) sigue siendo mayor entre las jóvenes indígenas de todos los países analizados, con un rango que va entre casi 12% en Uruguay a 31% en Panamá.

Entretanto la tasa de participación económica de las mujeres indígenas está muy por debajo de la de los hombres e incluso de la de las mujeres no indígenas, según la publicación.

Por ejemplo, en Panamá la tasa de participación económica es de 19,3% entre las mujeres indígenas y de 44,4% entre las no indígenas. En Colombia los porcentajes son de 20,9% contra 36,1% y en Costa Rica de 27,4% versus 36,3%.

El informe fue elaborado por la CEPAL en el marco del Observatorio de Igualdad de género de América Latina y el Caribe, con la colaboración del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU-Mujeres), la Fundación Ford y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

 

Ver también:

Unión Europea y ONU Mujeres Financiarán Proyectos de Igualdad de Género en Chile

14 de junio, 2013, Categorizado como Destacados Nacionales, Destacamos, Noticias

Santiago, 14 de junio de 2013 - Fondo de $330 millones de pesos será destinado a proyectos de organizaciones no gubernamentales en materia de violencia de género, fortalecimiento económico y liderazgo político de las mujeres. onu mujeres unión europea

Con el objetivo de colaborar en la reducción de las desigualdades de género en Chile, la Unión Europea y ONU Mujeres firmaron hoy un convenio para la creación de un fondo conjunto destinado a apoyar a las organizaciones de la  sociedad civil que presenten propuestas en tres áreas prioritarias: liderazgo y participación política de las mujeres, empoderamiento económico y erradicación de la violencia de género.

El fondo conjunto de $330 millones de pesos, que financiará hasta 15 proyectos en un periodo de dos años, es un programa de cooperación piloto destinado a fortalecer las capacidades de la sociedad civil chilena en acciones de defensa de la igualdad de género en el país. El programa está dirigido a organizaciones no gubernamentales y redes profesionales con cobertura sectorial, regional y nacional, y la primera convocatoria tendrá lugar en el segundo semestre de 2013.

La firma del convenio fue encabezada por el Embajador de la Unión Europea en Chile, Rafael Dochao Moreno y la Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Moni Pizani.

El embajador Dochao Moreno destacó el trabajo conjunto de la UE y ONU Mujeres para reforzar la agenda de igualdad de género en Chile. “Pese a los grandes avances económicos y sociales todavía existe una importante brecha de género en Chile y es por eso que como Unión Europea apoyamos a la sociedad civil para reducir esa brecha con un objetivo claro: contribuir a acabar con esta violencia machista irracional que se cobra la vida de tantas mujeres en el país”.

Por su parte, la Directora Moni Pizani señaló que las desigualdades entre hombres y mujeres persisten en todos los países del mundo, sin importar sus niveles de ingreso ni desarrollo. “Por ello, resulta fundamental continuar apoyando estos esfuerzos, también en países de renta media y media alta como Chile. ONU Mujeres ha sido tradicionalmente una importante interlocutora con la sociedad civil y conocemos bien el valor de aprovechar su experiencia y conocimientos para avanzar hacia la igualdad de género.”

La Unión Europea y ONU Mujeres suscribieron un Memorándum de Entendimiento en abril de 2012 para cooperar en áreas de interés común y promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres a nivel mundial.

Persiste brecha de género en inclusión digital en países de la región

10 de abril, 2013, Categorizado como Destacados Internacionales, Destacamos, Noticias

Las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) abren variadas oportunidades para el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género, pero las mujeres latinoamericanas y caribeñas no están todavía en igualdad de condiciones en comparación con los hombres en la sociedad de la información y el conocimiento, señaló Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Alicia Bárcena Persiste brecha de género en inclusión digital en países de la región

Sra. Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva CEPAL

Bárcena fue la oradora principal en el panel “Las mujeres y la inclusión social” que forma parte del Foro de Líderes Gubernamentales: América Latina y el Caribe, que se desarrolla en Rio de Janeiro, Brasil, el 9 y 10 de abril y es organizado por la empresa Microsoft.  Junto a ella participaron la Ministra de la Secretaría Presidencial de políticas para las mujeres de Brasil, Eleonora Menicucci, la Embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes, y la Senadora de Uruguay, Lucía Topolansky.

Además, la Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, se hizo presente en el panel mediante videoconferencia.

En su versión 2013, el Foro está centrado en el tema “Impactando hoy para un futuro mejor”. Los participantes, entre los que se encuentran autoridades de gobierno de varios países de la región y expertos internacionales, discutirán la forma en que se pueden aprovechar las TIC para impulsar el progreso en las diversas áreas de enfoque, así como tratarán las implicaciones actuales del entorno tecnológico en evolución.

En su presentación, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL habló de igualdad de derechos más allá de la inclusión de género e insistió en la necesidad de crecer para igualar e igualar para crecer. “Debemos trabajar para garantizar las tres autonomías de las mujeres: la física, la política y la económica, así como mejorar nuestra capacidad de medir y de esta forma romper con el silencio estadístico que aún pesa sobre los temas de género. Solo así se podrá dar mayor visibilidad a su realidad, lograr un mayor reconocimiento y avanzar en la redistribución para cerrar las brechas que afectan a las mujeres”, indicó.

Bárcena recalcó que se debe considerar el trabajo total, incluyendo el trabajo no remunerado que realizan las mujeres, y diseñar políticas públicas para fortalecer el acceso universal a los sistemas de cuidado.

Junto con destacar los avances observados y desafíos pendientes en la región en materia de igualdad de género, inclusión y autonomía de las mujeres, señaló que es necesario cerrar las brechas en el uso de internet y construir más capacidades en la mujeres en este campo.

“La brecha de género en inclusión digital existe en países con distintos niveles de desarrollo y tiene su explicación en la persistencia de las relaciones de género y los estereotipos culturales”, indicó Bárcena. “Las TIC requieren activos complementarios. Mientras no se atienda por medio de políticas específicas –es decir, mediante una acción positiva, estímulos fiscales y capacitación innovadora- no se puede pensar en romper las brechas y la segmentación que muestran los datos”, agregó.

Según información de la CEPAL, si bien la participación económica de las mujeres en las áreas urbanas ha pasado de 42% a 52% en los últimos 20 años, la proporción de mujeres sin ingresos propios en América Latina llega a 30% mientras que la de los hombres es de solo 12% (Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe, datos de 2010).

Asimismo, mientras en materia de acceso a internet las cifras muestran una paridad entre hombres y mujeres, el uso de esta herramienta sigue siendo desigual, con diferencias de hasta ocho puntos porcentuales entre ambos en algunos países.

“Desde el punto de vista de la igualdad de género, una buena política de TIC debiera atender la inserción laboral de las mujeres entendiendo que para ellas se genera un círculo virtuoso entre acceso al mercado de trabajo, uso de herramientas TIC y autonomía económica”, indicó Bárcena.

La funcionaria de Naciones Unidas enfatizó que las mujeres solo podrán participar cabalmente de la sociedad de la información si logran acceder a profesiones relacionadas con las principales disciplinas y puestos de trabajo que constituyen su base, es decir, las carreras tecnológicas, ingenierías y matemáticas, entre otras.

En este ámbito, agregó Bárcena, la educación juega un rol clave y aunque a nivel latinoamericano las mujeres superan a los hombres en el logro de los objetivos de desarrollo del milenio en este campo, persiste una discriminación laboral al ocupar mujeres con mayor nivel de educación posiciones similares a hombres con menor instrucción.

Por otro lado,  las mujeres que ingresan a los sectores tecnológicos no logran apropiarse de las innovaciones y conocimientos desarrollados en estos sectores, debido a la preferencia que se les da a los hombres. Además, persisten estereotipos sexuales al momento de contratación y asignación de funciones. “Estos aspectos nos dan la pauta de los cambios que deben generarse para conseguir la igualdad de género a través de las TIC”, indicó Bárcena.

En su intervención la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL agradeció especialmente la labor realizada por la Ministra Menicucci, quien es la actual Presidenta de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, y destacó la trayectoria de la Embajadora Paredes y la Senadora Topolansky, “quienes han luchado en sus países por espacios políticos en el Congreso, sin cuotas y por mérito”, dijo.

La CEPAL realizará en octubre próximo en Santo Domingo, República Dominicana, la XII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, en la cual representantes oficiales de todos los Estados miembros y asociados a la Comisión discutirán precisamente sobre la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y las tecnologías de la información y las comunicaciones.

ONU Mujeres hace un llamado a la acción para poner fin a la violencia contra las mujeres

8 de marzo, 2013, Categorizado como Destacados Internacionales, Noticias

Mensaje de Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres para el Día Internacional de la Mujer 2013

Para el Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo de 2013, Michelle Bachelet, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, dice que, “no hay lugar en el siglo XXI para la discriminación y la violencia contra mujeres y niñas.”

En el mensaje pronunciado en ocasión del Día Internacional de la Mujer, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Michelle Bachelet insta a la comunidad internacional a cumplir sus compromisos y proteger el derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia.

El Día Internacional de la Mujer coincide este año con la atención especial que se presta a poner fin a la violencia contra las mujeres en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas, la reunión anual en la que los países acuerdan marcos para abordar cuestiones fundamentales relacionadas con la igualdad de género y los derechos de las mujeres. La violencia contra mujeres y niñas es uno de los mayores retos de nuestros tiempos y afecta a hasta siete de cada 10 mujeres en todo el mundo.

Esta violencia adopta diversas formas en todos los países y contextos, impacta a las mujeres en sus comunidades, impide el desarrollo, y representa un costo de miles de millones de dólares para los países cada año por concepto de gasto en atención sanitaria y pérdida de productividad.

Haciendo hincapié en que el cambio es posible y ya está ocurriendo en muchas partes del mundo, la Sra. Bachelet exhortó a todos los gobiernos a que impulsaran el progreso y adoptaran medidas de política concretas para poner fin a la violencia contra las mujeres. “Ha llegado la hora de que los gobiernos cumplan sus promesas y protejan los derechos humanos, respetando los convenios y acuerdos internacionales que han firmado. Una promesa es una promesa”, ella ha dicho.

Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres:

Mensaje para el Día Internacional de la Mujer 2013

El cambio es posible y el cambio está sucediendo

Hoy, en el Día Internacional de la Mujer, quiero unir mi voz a las voces de todas las personas que creen que el cambio es posible.

Nos guía un principio fundamental de las Naciones Unidas: creemos en la igualdad de derechos para las mujeres y los hombres.

En todos los lugares del mundo, estamos alzando la voz para dejar de lado el silencio y la indiferencia frente a los hechos de violencia contra las mujeres. El cambio es posible y está ocurriendo.

El cambio ocurre cuando todos los países, por primera vez en la historia, tienen mujeres en sus equipos olímpicos, como pudimos ver el pasado verano en Londres.

El cambio ocurre cuando personas de todo el mundo muestran su solidaridad con una niña pakistaní llamada Malala que fue atacada por defender la educación para todas y todos.

El cambio ocurre cuando surgen protestas a nivel mundial y vemos a mujeres y hombres, jóvenes y mayores, alzando su voz y diciendo no a la violencia contra las mujeres.

Mi mensaje de este Día Internacional de la Mujer tiene dos lados, uno de esperanza y otro de indignación.

Tengo esperanza porque aumenta la conciencia y la movilización a favor de los derechos de las mujeres en todas partes y cada vez somos más las personas que decimos basta ya! No hay lugar en el siglo XXI para la discriminación y la violencia contra las mujeres y las niñas.

Pero siento indignación porque mujeres y niñas siguen sufriendo altos índices de discriminación, violencia y exclusión. Se les culpa sistemáticamente, se les hace sentir vergüenza por la violencia que se comete contra ellas, y, con demasiada frecuencia, buscan justicia sin conseguirla.

Ha llegado la hora de que los gobiernos cumplan sus promesas y protejan los derechos humanos, respetando los convenios y acuerdos internacionales que han firmado. Una promesa es una promesa.

Cuando fundamos ONU Mujeres hace más de dos años, poner fin a la violencia contra las mujeres se convirtió en una de nuestras principales prioridades. Somos plenamente conscientes de que para ello es necesario cambiar actitudes y progresar hacia la igualdad de derechos, la igualdad de oportunidades y la igualdad en la participación, especialmente a la hora de tomar decisiones.

En noviembre de 2012, envié una carta en nombre de ONU Mujeres a todas y todos los representantes de Estado y de Gobierno de las Naciones Unidas. En ella les pedía que se sumaran a la iniciativa “NOS COMPROMETEMOS” y que se comprometieran con medidas concretas para prevenir y poner fin a la violencia contra mujeres y niñas.

Alrededor de 45 Gobiernos lo han hecho. Hago un llamado a todos los gobiernos para que se comprometan y emprendan acciones para poner fin a la violencia contra las mujeres.

Mientras en todo el mundo se conmemora este Día, cientos de representantes de Gobiernos y de ONGs se reúnen en las Naciones Unidas para participar en el más importante de los encuentros internacionales dedicado a las mujeres: la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

Hace 10 años, cuando en este mismo foro las Naciones se reunieron para debatir sobre la violencia contra las mujeres, no fue posible alcanzar un acuerdo. Diferentes visiones impidieron un consenso. Ahora, no podemos permitir que el desacuerdo y la falta de decisión impidan el progreso y la protección de las mujeres del mundo.

Sí, el cambio es posible y el cambio está ocurriendo. Pero, dadas las atrocidades que se cometen cada día, debemos preguntarnos: ¿Ocurre este cambio con la rapidez que debiera? ¿Cuántas mujeres y niñas más tienen que ser violadas o asesinadas? ¿Cuántas familias más tienen que sufrir?

El derecho de una mujer a vivir sin violencia depende de un sistema judicial férreo. Los países que promulgan y hacen cumplir leyes sobre la violencia contra las mujeres tienen menos violencia de género. En la actualidad, 160 países tienen leyes de este tipo. Sin embargo, una ley sólo es eficaz si se puede aplicar y dar cumplimiento a su normativa. Muy a menudo, este cumplimiento no existe.

Unamos nuestros esfuerzos para crear políticas y leyes firmes, para que se cumplan de forma efectiva.

Unamos nuestros esfuerzos a favor de la prevención y la educación, también para conseguir programas que presten servicios esenciales a las víctimas y sobrevivientes de la violencia.

Hoy, y todos los días, decimos NO a la discriminación y la violencia contra mujeres y niñas.

NO a la violencia doméstica y los abusos.

NO a las violaciones y la violencia sexual.

NO a la trata de seres humanos y la esclavitud sexual.

NO a la mutilación genital femenina.

NO al matrimonio infantil.

NO a los asesinatos cometidos en nombre del honor o la pasión.

NO al feminicidio.

NO a la impunidad.

Y decimos SÍ a la paz, a los derechos humanos, la justicia y la igualdad.

Hoy, en el Día Internacional de la Mujer, y todos los días, debemos avanzar con valentía, convicción y compromiso detrás de un solo mensaje: la violencia contra las mujeres es una responsabilidad de todas y todos nosotros y es una prioridad urgente.

No puede haber paz, no puede haber progreso mientras las mujeres viven con miedo de sufrir violencia.

Fuente: ONU Mujeres

“Una promesa es una promesa: Ha llegado el momento de pasar a la acción para acabar con la violencia contra las mujeres”

8 de marzo, 2013, Categorizado como Destacados Internacionales, Noticias

Este es el llamado que hace Naciones Unidas para conmemorar el Día Internacional de la Mujer en todo el mundo, y que busca reforzar el compromiso de la comunidad internacional para erradicar la violencia contra las mujeres como una de las manifestaciones más graves de discriminación en contra de las mujeres y las niñas y como un flagelo que afecta a la sociedad en todos los niveles y en todos los rincones del mundo.

Foto: Carlos Vera

El Secretario General, Ban Ki-moon, ha manifestado que “existe una verdad universal, aplicable a todos los países, culturas y comunidades: la violencia contra mujer nunca es aceptable, nunca es perdonable, nunca es tolerable”.

Entre los días 4 y 15 de marzo, se está llevando a cabo la 57° sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en la ciudad de Nueva York.  PNUD  co-patrocina varios de los foros que se realizan en el marco de esta reunión, tales como la discusión entre las distintas agencias del Sistema de las Naciones Unidas acerca de la violencia contra las mujeres y las niñas; una revisión de las herramientas de las organizaciones de base de mujeres para asegurar el acceso a la justicia; una reflexión sobre las razones que impulsan a los hombres a ejercer violencia sobre las mujeres, y sobre las formas de detenerla, entre otras.

Naciones Unidas también lanzó hoy la canción “One Woman”, cuya producción demoró un año y contó con las voces de más de 20 artistas, la que es un clamor que inspira a quien la oye y que anima a promover los derechos de las mujeres y la igualdad de género.

Helen Clark, Administradora del PNUD,  declaró que “en este Día Internacional de la Mujer, imaginamos un mundo libre de violencia contra las mujeres y las niñas, un mundo en el cual mujeres y niñas no tengan miedo de ser atacadas en sus hogares o comunidades, y uno en el que quienes podrían ser victimarios sepan que deberán responder por sus crímenes”.

En esta conmemoración, la oficina del PNUD en Chile, encabezada por su Representante Residente, Antonio Molperceres, ratificó su compromiso y el de la organización en luchar para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas.

 

Lee mensaje del Secretario General, Ban Ki-moon aquí

Lee mensaje la Administradora del PNUD, Helen Clark aquí

Mira y escucha el mensaje de nuestro embajador de buena voluntad, Antonio Banderas aquí

Escucha canción “One Woman”

 

Comunicado de Prensa del Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Chile con motivo de la Campaña Mujeres Por Más

24 de enero, 2013, Categorizado como Destacados Nacionales, Noticias

 Declaración del Coordinador Residente de las Naciones Unidas en Chile

24 de enero de 2013

A partir de las recientes informaciones que se han generado en torno a la Campaña Mujeres por Mas del Sistema de las Naciones Unidas en Chile, quisiera clarificar lo siguiente:

  • La Campaña Mujeres por Más fue lanzada inicialmente en noviembre de 2012. La Campaña fue refrendada en noviembre del mismo año en el Día de las Naciones Unidas, cuando en compañía de la entonces Subsecretaria del SERNAM se dieron las acciones que se lleva rían a cabo en el marco de esta campaña.
  • La campaña fue diseñada y financiada por las Agencias y Fondos de Naciones Unidas con presencia en Chile entre las cuales no está ONU Mujeres.
  • El Sistema de las Naciones Unidas se congratula de la disminución del número de femicidios en Chile, y extiende su reconocimiento al trabajo del SERNAM en este sentido.
  • El Sistema de las Naciones Unidas expresa su disposición a retirar los afiches, que en vista de los nuevos datos entregados por SERNAM podrían estar desactualizados.
  • El Sistema de las Naciones Unidas refrenda su compromiso con seguir contribuyendo con el Estado de Chile y las organizaciones de la sociedad civil para combatir la violencia contra la mujer en todas sus formas y promover el empoderamiento de todas las mujeres de Chile.

 

Derechos de las Mujeres y Equidad de Género

18 de enero, 2012, Categorizado como Temas

La situación de las mujeres en el mundo ha experimentado importantes cambios en las últimas décadas, disminuyéndose muchas de las brechas de género existentes a inicios del siglo pasado. No obstante, estos avances no alcanzan todas las áreas, no han sido constantes en el tiempo y no han llegado a todas las mujeres por igual.

Ha aumentado el acceso de las mujeres a la educación primaria, pero persisten brechas entre hombres y mujeres en la educación secundaria y terciaria; aun cuando aumenta la participación laboral de las mujeres, existe una baja participación de ellas en el empleo formal y estas ganan menos que sus pares varones; para muchas mujeres de entre 15 y 19 años de los países en desarrollo las complicaciones del embarazo y el parto son la causa principal de muerte; un alto porcentaje de mujeres sufre violencia de género en algunas de sus manifestaciones (física, psicológica, sexual o económica); si bien la presencia de las mujeres en distintas áreas de la vida es cada vez más visible, el porcentaje de mujeres en los parlamentos no supera el 20% en el mundo.

Estos ejemplos de las inequidades existentes entre hombres y mujeres dan cuenta de que no es posible alcanzar el desarrollo ni asegurar el respeto a los derechos humanos sin la igualdad de género.

La igualdad de género implica que todos los seres humanos, tanto hombres como mujeres, tienen la libertad para desarrollar sus habilidades personales y para hacer elecciones sin estar limitados por estereotipos, roles de género rígidos, o prejuicios. Comprende la igualdad de derechos, responsabilidades y oportunidades de mujeres y hombres, niñas y niños, para lo cual deben considerarse los intereses, aspiraciones y necesidades específicas de las mujeres y de los hombres, siendo valoradas y favorecidas de la misma manera.

¿De qué manera las Naciones Unidas han promovido el respeto de los derechos de las mujeres?

El principio de que las personas gozan de igualdad de derechos constituye la idea central de los derechos humanos, constituyéndose como un principio prioritario la no discriminación. El reconocimiento de la no discriminación de las mujeres se plasmó en la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) aprobada en 1979, instrumento orientador de la protección de los derechos de las mujeres.

Como parte de esta preocupación permanente, el año 1995 las Naciones Unidas celebraron en Beijing en 1995 la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, de la que emanó la Plataforma de Acción Mundial propone objetivos estratégicos y medidas concretas a modo de recomendaciones para los gobiernos, los organismos internacionales, las organizaciones no gubernamentales y otras instancias de la sociedad civil para avanzar hacia la igualdad entre hombres y mujeres.

Estos instrumentos han constituido el marco de acción de los Estados miembros y su seguimiento permanente ha permitido instar a los países a ir generando los cambios necesarios.

Avances y desafíos para Chile

Chile ratificó la CEDAW y forma parte de los países comprometidos con la Plataforma de Acción Mundial. Desde el año 1991 cuenta con una institucionalidad de género estable y legitimada y ha impulsado importantes políticas públicas para superar las brechas de género.

De esa manera, ha tenido grandes avances en los últimos años en distintos ámbitos, pero como muestra el Informe de Desarrollo Humano 2010 aún hay importantes desafíos: se encuentra por debajo de América Latina en materia de participación laboral femenina y al mismo tiempo las mujeres siguen siendo las principales, sino las únicas, responsables de las tareas domésticas. Hay un rezago en el acceso a los puestos de decisión (las mujeres constituyen el 13% de los senadores; el 15% de los diputados y el 30% de los ministros). Junto con ello, hay situaciones que siguen siendo apremiantes, como la violencia contra las mujeres, y derechos que no están asegurados, como los derechos sexuales y reproductivos.